Los chinches están nuevamente en auge en toda la región de América del Norte

Los chinches están nuevamente en auge en toda la región de América del Norte

El sistema ABBC de las fundas Allergo Natur ayuda a controlar la presencia de chinches

Además de los ácaros del polvo domésticos, más y más chinches están colonizando nuestras camas. En los últimos años, el número de hogares afectados se ha multiplicado.

bedbugs-north-america-217x300Estos parásitos de seis patas y de cinco a nueve milímetros de diámetro pertenecen a la familia de los cimicidae y gustan de subsistir succionando sangre humana. Los chinches se encuentran en cualquier parte del mundo. En los últimos años, estas plagas se han vuelto más y más generalizadas. Sin embargo, su población ha aumentado a un grado especialmente elevado aquí en América del Norte (Estados Unidos y Canadá), a tal nivel que los parásitos succionadores de sangre son vistos como una plaga en Nueva York y Vancouver. En la actualidad, en Internet hay disponibles “Informes sobre chinches”, especialmente para hoteles, lo que permite a los huéspedes escribir y comentar dónde vieron chinches para alertar a otros potenciales huéspedes.

(Ejemplo de un informe sobre chinches para el Servicio de Control de Plagas de Manhattan)

El Ayuntamiento también ha proporcionado páginas de información especial con instrucciones sobre cómo lidiar con los chinches. (www.nyc.gov/html/doh/bedbugs/html/home/home.shtml)

¿Dónde viven los chinches?

Debido a su naturaleza de parásitos, estas sanguijuelas nocturnas que son incapaces de volar y no les gusta la luz, se encuentran comúnmente en ambientes de la vida humana y animal y son atraídas por el calor del cuerpo, el olor corporal y el dióxido de carbono. Atacan principalmente a las personas y prefieren hacer sus hogares cerca de los lugares donde se duerme, ya que pueden encontrar a su huésped con regularidad. Al igual que a millones de ácaros del polvo domésticos, también les gusta esconderse en las camas. Sin embargo, a diferencia de los chinches, los ácaros del polvo no son parásitos chupasangre, sino que subsisten principalmente de piel muerta. Los chinches se pueden encontrar no solo en las camas; también se esconden detrás de cuadros, en grietas y junturas, y solo abandonan su escondite para alimentarse. Si encuentran suficiente alimento y una temperatura óptima, los chinches pueden vivir entre 9 y 18 meses.

¿Cómo se puede reconocer una plaga de chinches?

Un indicio seguro de la existencia de una plaga de chinches son las heces de los chinches, las cuales lucen como diminutos puntos negros en el papel tapiz o en las camas. Ya que los chinches también liberan secreciones de sus glándulas, las plagas están acompañadas por un penetrante y característico olor dulce. Otra señal que indica la presencia de chinches, son las mordeduras que dejan en la piel, las cuales aparecen como granitos inyectados en sangre. Las mordeduras generalmente ocurren varias veces y aparecen en filas en partes descubiertas del cuerpo, a las que también se les llama “calles de chinches”. En la mayoría de los casos, las víctimas de los chinches sufren de picazón intensa en las áreas inflamadas y enrojecidas donde fueron mordidos. Dormir tranquilo es prácticamente imposible. En personas extremadamente sensibles, las secreciones liberadas por los chinches cuando muerden pueden desencadenar fuertes reacciones alérgicas. Los chinches no son portadores de virus, pero en caso de rascar sus mordeduras que causan picazón puede ocasionar inflamaciones de la piel.

¿Qué puede hacer para evitar una plaga de chinches?

En caso de que se produzca una plaga, estos desagradables parásitos deben ser erradicados profesionalmente por un equipo de control de plagas experimentado. Todos los objetos infectados se deben colocar en una bolsa plástica y retirados de la casa infectada, es posible que se deba desarmar los muebles y llenar las grietas con silicona. A menudo se necesitan diversos tratamientos, ya que los huevos de los chinches son altamente resistentes. Debido a que los chinches son incapaces de sobrevivir a temperaturas demasiado altas o demasiado bajas, los objetos pequeños como marcos de fotos, discos y libros se pueden envolver en papel de aluminio y dejarse en el congelador por tres días. También se puede combatir los chinches a temperaturas de 50-60 °C. Las zonas de la piel que presenten picazón se pueden tratar con lociones antiprurignosas y, en algunos casos, se recomienda tomar antihistamínicos.

Fundas Allergo Natur: Evite de forma segura la presencia de chinches.

Para evitar que una cama se infecte con chinches, se pueden utilizar fundas para cubrir el colchón a fin de que sea impenetrable a los chinches, lo que previene efectivamente que los chinches hagan nidos en el colchón. Hasta un 70 % de los chinches en una casa infectada tienden a encontrarse sobre o dentro de los colchones. Las fundas altamente efectivas de Allergo Natur, disponibles en EE. UU. y Canadá, presentan un nivel de protección óptimo y superior contra estos parásitos. Las cremalleras especialmente elaboradas con el efectivo agente activo ABBC© (Control de chinches de Allergo, por su sigla en inglés), un sistema químico especial para el control de chinches, evitan que los chinches penetren o abandonen la funda en caso de que se produzca una plaga.

 

Todas las fundas Allergo Natur para EE. UU. y Canadá están equipadas por norma con el sistema de protección ABBC ©.

Fundas Allergo Natur: protección contra chinches y alergias, todo en uno

Un efecto secundario positivo adicional es que las fundas no solo brindan protección contra los chinches, también constituyen una excelente medida de prevención contra las alergias, ya que aíslan de manera segura los ácaros del polvo y sus alérgenos.